Personalidades

Hermano Alejandro Magariños Cervantes

Nacido en Montevideo el 3 de octubre de 1825, cursó estudios de derecho que culminó en España, adonde llegó en 1846, luego de haber realizado práctica en el estudio jurídico del Hermano Dr. Valentín Alsina, por entonces exiliado en nuestra capital.

Antes de su partida había escrito un poema titulado Montevideo y un Ensayo sobre la Oratoria, y durante la travesía escribió una novela, La Estrella del Sur – Memorias de un buen hombre, que se publicó en España.

Viviendo de su producción literaria, fue corresponsal de los periódicos El Mercurio de Valparaíso y La Constitución, de Montevideo. En febrero de 1850 estrenó en Madrid una comedia, Percances matrimoniales, y editó un poema Colón y el Nuevo Mundo. En 1852, fue el turno de Celiar, una leyenda relacionada con América.

En 1853, radicado en Paris, publica una colección de leyendas y artículos, Veladas de Invierno, y fundó La Revista Española.

El 21 de agosto de 1854 es nombrado secretario de la legación uruguaya en Francia, pero al morir su tío, el Hermano Francisco de Borja Magariños, que era ministro en ella, regresó a España, publicando ese año Estudios históricos, políticos y sociales. Se establece en Sevilla, trabajando en el diario El Porvenir y el 25 de febrero de 1855 estrena con éxito la sátira política El Rey de los azotes. Pasa luego a Cádiz, retornando a  Montevideo en noviembre de ese año, donde revalida su título de Doctor en Jurisprudencia.

Entre 1856 y 1857 se desempeñó como Cónsul General de la República en Buenos Aires, en donde estrenó un drama en verso, Amor y Patria. Al cesar su misión diplomática continuó viviendo en la capital argentina, y en 1858 publicó un libro de versos, Horas de melancolía y fundó con otros escritores la Biblioteca Americana, notable plan de trabajo.

Nombrado Fiscal en lo Civil por el presidente Bernardo Berro, retorna a Montevideo, pero es cesado en el cargo tras la victoria de la Cruzada Libertadora del Gral. Venancio Flores, por lo que retorna a Buenos Aires. Allí publica Caramurú y Farsa contra farsa.

El 1º de marzo de 1868, el presidente Lorenzo Batlle lo nombra ministro de Relaciones Exteriores y en marzo del año siguiente ministro de Hacienda.

Fundador del Club Universitario, antecesor directo del Ateneo de Montevideo, en 1868, siendo catedrático de Derecho de Gentes en la Universidad de la República, es nombrado Rector el 18 de julio de 1878, logrando durante su gestión, que se extendió hasta 1880, que España reconociera los títulos expedidos por esa casa de estudios.

En ese año publica Violetas y ortigas y en 1884, la colección Palmas y Ombúes.

Electo Senador por Rocha en 1891, cargo para el que también había sido electo en 1868, falleció en el desempeño del cargo el 17 de marzo de 1893.

Miembro de la Logia Esperanza Nro. 9, se afilió el 10 de setiembre de 1867 a  la Logia Fe Nro. 8.

En el Escocismo alcanzó el Grado 30º.

Una calle de Montevideo lleva su nombre y otras el de varias de sus obras.