Concierto de Gala. Orquesta Filarmónica de Montevideo, Teatro Solís

Palabras previas:

Señor Presidente de la República Oriental del Uruguay, Dr. Tabaré Vázquez, Sres. Ministros, Sres. Senadores y Representantes Nacionales, autoridades del Poder Judicial, Sr. Intendente de Montevideo, Ingeniero Daniel Martínez, Sres. Embajadores de las Repúblicas de Brasil, Chile y Paraguay, Venerable Gran Maestro de la Gran Logia de la Masonería del Uruguay Noé dos Santos, Soberano Gran Comendador Jorge Caillabet, demás autoridades de la Masonería del Uruguay y del exterior, señoras y señores, Queridos Hermanos todos.

Nos complace la presencia de todos ustedes en esta noche tan especial para nuestra Institución.

Celebramos los 160 años de vida institucional de la Masonería del Uruguay, fundada el 17 de julio de 1856 como Supremo Consejo y Gran Oriente del Uruguay.
Culminaba así un largo y azaroso proceso de unificación y regularización de la vida masónica en el Uruguay, que había comenzado mucho antes de que nuestro país se erigiera en República en 1830.

Si tenemos en cuenta que habían pasado solo 26 años desde el comienzo de nuestra vida como Estado independiente, 12 de los cuales transcurrieron durante la fratricida Guerra Grande, fácil es concluir que la tarea realizada por los fundadores, encabezados por el Hermano Gabriel Pérez, fue titánica y admirable.

En 1856, el Presidente de la República era el Hermano Gabriel Antonio Pereira. Fue al año, además, del nacimiento de José Batlle y Ordoñez y de Aparicio Saravia y el 25 de agosto, de la inauguración de este hermoso teatro, el teatro SOLIS.

En estos 160 años de existencia, la Masonería del Uruguay ha defendido los principios de Libertad, Igualdad y Fraternidad y volcado sus valores como aporte a la sociedad.
Siempre hemos bregado por el librepensamiento contra la imposición de dogmas que limitan la conciencia del ser humano.
Basados en los principios de amor a la humanidad y a la verdad, trabajamos para el progreso moral y material de todas las personas a las que aspiramos hermanar por el vínculo de la solidaridad.

Practicamos la tolerancia, ejercida para fortalecer los lazos de unión entre los seres humanos, buscando extinguir los antagonismos de nacionalidad, opinión y raza.

Buscamos mejorar la condición social del hombre, la mujer y el niño por todos los medios lícitos y especialmente a través de la instrucción, el trabajo y la perseverancia, estimulando el estudio de la filosofía, las ciencias y las artes.

Durante estos 160 años, muchos fueron los masones que se destacaron en todos los ámbitos de la sociedad, en la política, la enseñanza, la industria, el comercio, los negocios y en la cultura. Pintores, escultores, escritores y músicos masones nos han legado su arte como forma de expresión de la creación, la belleza y la armonía que debe imperar en la vida de todo ser humano. Todas las artes son parte de la cultura y en la medida que apoyamos la cultura estamos colaborando con una mejor educación de las personas base indispensable para una sociedad personas libres y solidarias.

El pasado año realizamos con éxito un certamen de Pintura Iniciática; cada año reconocemos a aquellos que se destacan en la expresión del pensamiento libre; desde 2007, la Gran Logia ha venido convocando a certámenes abiertos de ensayos con el objetivo de que se conozca el aporte de la Masonería y los masones al proceso histórico y de conformación de nuestra identidad nacional, buscando trasmitir los principios, ideas y valores sobre los que la masonería uruguaya entiende debe asentarse la sociedad de hoy.

La música es parte importante de nuestra cultura. Por eso creemos que este concierto es la mejor manera de celebrar nuestro aniversario.

Gracias por celebrar con nosotros los 160 años de la Masonería del Uruguay. Ahora, disfrutemos de la Orquesta Filarmónica de Montevideo dirigida por el Maestro David Del Pino Klinge y de la participación solista de la señora Olga Pak.